viernes, 2 de marzo de 2012

Cultura y periodismo

Mientras estaba allí, pegado al micrófono, en pose de trovador, me dije que haría este post. Resulta que junto con mis amigas Yanetsy y María Antonia (periodista una, profesora la otra) fui invitado a sostener un panel en la actual Feria del Libro, guiados por el fraterno Yoan.
 
Por la sede escogida, al principio tuve miedo de que el panel resultara un panal, pero por suerte no ocurrió: apenas fueron cuatro o cinco abejitas descarriadas que suelen respaldarnos: María Antonieta, Alejandro, Daimaris, Yurislenia, Gretel y Carmen Luisa, que para calma de males llevó a su mamá (dizque por si aquello se ponía malo).
 
Con eso teníamos asegurados los aplausos, pero había también un público alternativo. Aquella pareja que con la boca llena se daba los besos más protéicos del mundo, los cuatro morenones que, cervezas en manos, rebajaban el calor de una discusión sobre deportes, la mesera cantando una guaracha indescifrable, la empleada que empleaba su jornada en el teléfono...
 
El choque psicológico fue fuerte: así como nosotros logramos espantar a varios de ellos y mermarle las ventas a la unidad; ellos no fueron menos y lograron sumar a nuestro Alejandro, un flaco estelar y flexible que pidió una hamburguesa con refresco, para no desentonar con Los Otros en esta saga cubana de Perdidos.
 
Mientras pasaba todo esto, Yanetsy y Yoan, María Antonia y yo, creíamos que hablábamos de periodismo cultural. Sin embargo allí mismo, frente a nuestros ojos, en la Pizzería La Ragazza, vivíamos la estampa más sublime.

12 comentarios:

  1. Mila, también yo disfruté mucho de esta tarde en todos sus matices. El sol me cocinaba la espalda y al voltear vista descubrí al Alejo engullendo gustoso su hamburguesa... y se me hizo la boca un charco jajaja Pero el disfrute más grande fue el de ver reunidos en tan buen propósito a tres que quiero y admiro. Cómo no iba a descarriarme yo allí??? Besos de abeja nube.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, María Antonieta: Yo creo que las palabras de la compañera hamburguesa fueron convincentes. De lo mejor de la tarde. En serio, cuando hay amor, todo queda bien.

      Eliminar
  2. y no me viste??? yo también estaba ahí, no miraste bien, estaba al lado de la mamá de Carmen Luisa..ella nos llevó...y también aplaudí!!
    (qué bueno que pudiste hacerlo) Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah, perdona, Leydi, yo pensaba que era una botella común, pero ya veo que aquello al lado de Rebeca era una botella santaclareña... mirando al mar. (No sabes lo difícil que me resulta participar en esos "eventos"). Abrazos.

      Eliminar
  3. Asimismo, Mila, fue nuestra oferta al menú y ya ves, estas son las otras notas gastronómicas del periodismo.

    ResponderEliminar
  4. Sí, Yanetsy. Servimos pez león a la milanesa.

    ResponderEliminar
  5. jajajajja, candelaaa, me hubiera gustado mucho, mucho, estar allí... besosssssssss

    ResponderEliminar
  6. Melissa: Cuando tú dices allí, ¿a cuál lado de la pizzería te refieres? ¿Del lado de los espaguetis o de los libros...? Un beso.

    ResponderEliminar
  7. No me perdono la ausencia, pero pa la otra será. Creo que me hubiera unido al pan con hamburguesa del ale...vaya, no más que pa no desentonar. tere

    ResponderEliminar
  8. Pues claro, María Teresa; para la próxima, serás mi primera invitada.

    ResponderEliminar
  9. ¡Lo que me perdí por culpa de una reunión programada desde predios capitalinos! Baby

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Baby: te perdiste una pizza de queso. Otra Feria será.

      Eliminar